Temer

Sentir que alguien que quiero me teme, es una porquería. Antes yo le tenía miedo a mi padre, ahora es él quien tiembla. Yo he crecido, y el achicado. La última vez que lo visité en el Hospital, medía un metro y pico. Cuando papá me reconoció, sufre de Alzheimer, pegó un grito y las enfermeras le suministraron Lexotanil 6 mg.
"Yo no soy vengativo, papá, por favor", le tuve que decir pero seguía temblando, no hablaba y me miraba sin verme, le conté conté algo, lo quería conmover: Yo estaba viendo Laramie, una serie de cowboy y llegastes como a las 9 de la noche, venías de vender tus máquinas de sulfatar en el campo. Cuando entrastes al salón, mi madre que estaba tejiendo en su Knitach se levantó y te dio un beso, pero yo me hice el travieso, como que no te había visto. Me tomastes de la oreja o del pelo y me llevastes a mi pieza insultándome.
0