isuani, tenti, martin y otros muertos vivos

Mario Franco eligió la muerte porque no podía estar vivo en un mundo de muertos. Probablemente se fatigó de los cadáveres de su generación que movían la boca, sus ojos y hasta reían como los muppets, pero el sabía que estaban muertos y puede que nadie le creyera, que toda esta gente devenida en mercenarios intelectuales ya eran robóts, máquinas cerebrales perfectas -no tanto- con el alma en otra parte si creemos que hay vida después de la muerte.

Puede que Mario haya leído el libro de los Muertos, para saber a que atenerse en el camino al cielo donde seguro los verdaderos Emilio Tenti, Paco Martín, Aldo Isuani, lo estarán esperando para tomarse un café en el Café de la Paix celestial.

Categorías: , , ,
0