Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de septiembre, 2010

Para delirar a Lacán: conferencia dictada en el Neurisiquiátrico Borda

Próximamente subiré el texto de la conferencia dictada en agosto de 2010, en el Hospital Borda, ante un auditorio repleto de locos, siquiatras, sicologos, enfermeros y guardias del emblemático hospital neurosiquiátrico Borda.
Por ahora va aquí un fragmento:

"Señoras y señores, buenos días, supongo que ya todos han desayunado y bien, porque tendrán que resistir esta charla que ya les estoy dando acerca del genio y figura de Jacques Lacan, ese que ven en la proyección del Powerpoint. Quiero decirles que Lacán fue el que llevó el Psicoanálisis a los locos, en tal sentido su relación con Freud no es la del subversivo, sinodel predicador que marcha al territorio negro de la locura, a platicar su fe post-cartesiana y quienes mejor que los locos para entender a Lacán, acaso tal vez sean los locos, mucho más que artistas como Van Gogh o Nietsche, están siempre en línea directa con el inconsciente..."

Ciudadano Silo

¿Quién fue Silo?, ¿un mesías, un intelectual con la medalla a la ciencia de la Urss, un campeón de la gimnasia deportiva, un buen jugador de ajedrez, una araña, un manipulador, el jefe de una secta, un fenomenólogo que intentó juntar a Sartre con Gurdjieff?
Como Kane, él fue también lo que uno eligiera pensar o lo que a él le gustaba representar, era un comediante, pero no solo eso.
¿Quién fue Silo?

Envidia al viento a los difuntos, Segundo Premio de Novela Ciudad Mendoza

Raúl Silanes obtiene el Segundo Premio de Novela Ciudad de Mendoza 2010

Los jurados fueron Claudia Piñeiro y Federico Jeanmaire.

“Envidia el viento a los difuntos”,
o nuevas noticias de la trastierra…
Por María Dueñas Alfonso

Entre las buenas noticias de estos días, acabo de recibir una que comparto de inmediato. El escritor Raúl Silanes , ha obtenido el Segundo Premio de Novela Ciudad de Mendoza, y por tal galardón la obra será publicada próximamente.

Cuando releo el manuscrito de la novela Envidia el viento a los difuntos, es decir cuando vuelvo a visitar este pueblo que imaginó y sigue imaginando Raúl Silanes, en su extensa obra narrativa, tengo la sensación de encontrarme en una “trastierra” (trasterrar es transferir una tierra a otra, una palabra pariente de destierro), un sitio representativo de otros lugares simbólicos, como puntos críticos de una esfera cuya realidad está en todas partes. Un lugar parecido al territorio visitado por nosotros en los sueños, cuyos ecos nos pesan…