Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de junio, 2006

Camina plácido y sereno

El camino se encurva a tu paso y los objetos a vuelo rasante pasan por tus costados, pero uno camina plácido y sereno. La gente, cada uno con su nombre y apellido, con su frágil vida, caminan plácidos y serenos y algunos se te enfrentan en ese desafío a ver quien saluda primero, van 30 metros, 20, más cerca, una mirada no directa, digamos casi en el área lateral del humor vitreo, la persona plácida y serena pasa, hay un acercamiento, atracción orbital, fricción y el ruido doppler mientras se alejan los dos objetos sin saludarse; pero como uno va alerta, perceptivo, con ganas de separar el yo del ello(it), entonces aquel objeto plácido y sereno no ha dejado ninguna herida, solo una hendidura en el chapón lateral, una raya o una marca de su pintura.