Muchas veces para conseguirlo

Los techos de Buenos Aires extraño; es una boludez pero eso extraño. No es por eso que me quiera volver. En Madrid siento como que no pertenezco, como que no formo parte del lugar. Siento que estoy obligado hacer algo, no se qué, para que la ciudad me acepte y que voy a tener que hacerlo muchas veces para conseguirlo.
En Buenos Aires me siento aceptado, siento que puedo estar ahí sin pensar en que lugar estoy, ni permiso para hacer lo que sea, la ciudad es mía y está dentro mío y yo estoy adentro de la ciudad.
Tengo un lugar para mi y lo sé y no tengo que hacer nada para conseguirlo. Es una boludez pero me siento protegido.

Martin(h), monólogo en un video que Martin(h) le deja a su padre


0