El libro de las bienaventuranzas



Bienaventurados los ricos,
porque ellos están siendo saciados.
Bienaventurados los que ríen,
porque ellos la pasan muy bien.
Bienaventurados los ricos de espíritu,
porque disfrutan de la vida.
Bienaventurados los que no quieren esperar
porque no serán timados con falsas eperanzas.
Bienaventurados los agresivos
porque se cuidaran de engañarte.
Bienaventurados los que son temidos,
porque lo pensarán dos veces antes de estafarte.
Bienaventurados los que gozan
porque nadie les quitará lo bailado.
Bienaventurados los que no quieren ser víctimas,
porque no se te acercarán explotadores, mentirosos y falsarios.
Bienaventurados los que les da igual su reputación,
porque vivirán como les gusta.
Bienaventurados los que creen solo en este mundo,
Porque se la jugaran toda en una sola carta.
Bienaventurados los que no entierran muertos
porque no apestaran a carne podrida.
Bienaventurados los que tienen sentido del humor
porque les hará falta.
Bienaventurados los incrédulos,
porque ellos poseerán la verdad
Bienaventurados los que lloran de alegría y amor,
porque ellos no necesitaran consuelo.
Bienaventurados los que sacian su hambre y sed de justicia,
porque no hay como ver en la carcel a los injustos
Bienaventurados los misericordiosos,
porque ellos tienen la misericordia
Bienaventurados los limpios de corazón pero que no son tontos,
porque ellos verán a Dios si existe y si no la pasarán muy bien.
Bienaventurados los pacíficos pero que enseñan los dientes,
porque ellos serán llamados -hijos de Dios.
Bienaventurados los que padecen persecución a causa de la justicia pero son precavidos,
porque de ellos conjeturalmente es el Reino de los Cielos.
0