Ojo con el concurso literario de Imprimatur

Por participar de un premio de 1200 euros, deja su obra en el fondo editorial de Imprimatur.
¿No pierde con eso, el manuscrito del escritor, la condicion de obra inédita y por tanto de participar en otros concursos?
http://www.imprimatur.es/quien-puede-participar-latmenu.html

Ello dicen:  Las obras que después de su participación, no hayan resultado ganadoras se depositarán en una base de datos (fondo editorial) a la que también tendrán acceso los lectores pero en este caso sin votar.
Puede que Imprimatur aclare un poco de qué se trata...
Mientras tanto recomiendo, concurshop.com un sitio donde el envío de concursos literarios que solicitan el envío postal de dos o tres ejemplares, no es necesario, solo es necesario enviar digitalmente la obra.

Para Marta Castellino Silanes no existe

Dra Marta Castellino

La Dra Marta Castellino, autora de un agudo análisis de la narrativa policial de Borges, desconoce la existencia de Raúl Silanes, dado que no lo menciona en su iniciativa Itinerarios culturales: pasen y vean los lugares que los escritores mendocinos han delirado (el mejor itinerario sería que leyeran sus libros).
Cuando la Doctora habla de literatura del desierto, olvida al autor de Devolución de Babel (premio Sade, con Antonio Di Benedetto de jurado)o la recientemente premiada con el segundo premio de Novela Fayad: Envidia el viento a los difuntos, ambas inspiradas en el desierto mendocino, no al modo literal, sino aprendiendo la lección de los maestros Onetti, Rulfo, Faulkner para no hacer solo una ruin antropología.
Dra Marta Castellino, si usted me está escuchando le doy algunos datos de Silanes, entre ellos que Diario Clarín (miente) lo consideró el escritor argentino más premiado y la Dra Beatrice Chenot lo estudia en la Universidad de Burdeos.
http://es.wikipedia.org/wiki/Ra%C3%BAl_Silanes
http://www.losandes.com.ar/notas/2009/11/21/cultura-457607.asp
http://www.losandes.com.ar/notas/2009/11/21/cultura-457603.asp 
http://bdigital.uncu.edu.ar/bdigital/objetos_digitales/731/CAMPOSPyC1112.pdf 
Para Marta Castellino, Borges elige en 1940, como lector y autor, la narrativa policial lúdica, cerebral, como una forma de exorcizar los fantasmas de la realidad hitleriana. La novela Envidia el viento a los difuntos, también es una novela policial, pero que no queda encerrada en un acertijo, forma policial no aburrida si es un cuento pero fracaso rotundo cuando extendemos el cuento más allá de las cien páginas. Pero es una novela policial anticartesiana, en tal sentido antiborgiana.