Respuesta a una agente editora

Hola Silvia

Hace diez años que siempre recibo estas respuestas de editores y agencias, (ahora tienen la excusa de Solbes y las pestes) .
Una eterna y kafkiana recurrencia, que me hace pensar que ustedes lo único que gestionan son caballos ganadores y vacas lecheras, que no escarban mucho, que no son buscadores de promesas, descubridores. Si el mundo futbolístico estuviera manejado por editores y agentes, Maradona seguiría jugando en las chabolas que lo vieron nacer. Es así es miserablemente así, pero cuando en los reportajes los veos cómo viven, lo bien que viven, mientras nosotros tenemos que recurrir a los trabajos mas terribles y esperpénticos, cuando veo que tipos como Borges vivieron miserablemente y (murió miserablemente al lado de la contable Kodama), o que un Saer es un ilustre desconocido en España, o como termno su vida un Di Benedetto, o como vive mi amigo Raul Silanes, el mejor poeta vivo en idioma castellano o por lo menos uno de los mejores; y sigamos con Bolaños que murió porqué ningún cabrón editor o agente le pudo conseguir un hígado. Y yo digo que ustedes no existen como “agentes” simplemente están a la espera que seamos lo suficientemente famosos, haber ganado tantos premios, que realmente son solo intermediarios de productos demasiado probados que bajan del mostrador. En fin me parece una gente lamentable La carta de Silvia Bastos: Desestimado Raúl, Por la presente le comunicamos que, a pesar del interés de la propuesta que tuvo a bien adjuntarnos, nos vemos obligados a desestimar hacernos cargo de su gestión. Muy a nuestro pesar, debemos informarle de que en este momento el mercado editorial está padeciendo un importante receso, que obliga tanto a agentes como a editores a seleccionar muy adecuadamente los títulos a contratar- y esto a veces, en detrimento de obras de indudable calidad literaria. Le agradecemos, no obstante, la confianza mostrada al ponerse en contacto con nosotros. Atentamente, Agencia Literaria

Nada se hace

He llegado despúes de siete años, y todo sigue casi igual, hay una frenética política que no produce obras públicas, tampoco trenes, etc

Cristina ausente

 En Argentina los presidentes no conversan, no son interpelados, no responden a la prensa, solo dan discursos.

Políticos hipermediaticos

¿Pero esta mina cuando trabaja, cuándo contrasta las cosas que dice?

Le digo a mi hermano, cuando veo a Lilita Carrió hace dos días por tv y ayer y hoy y en varios de los 100 programas políticos de la tv argentina.

Incansablemente mediática, Lilita contesta a todo y va por todos, es una enciclopedia, una biblioteca de Babel que responde cualquier pregunta de política argentina (si la apretan habla del acelerador de partículas del dios Cern) y en todas sabe la respuesta correcta, nunca duda, y se nota que le encanta hablar,  y por supuesto habla muy bien, es una superpolítica, una superwoman, sin incertidumbres.

Argentina: un pais metonimico

Hay un periodismo ciclico, que es el tema de las valijas, el tema se reitera y se reitera,etc, es como si el periodismo argentino no tiene mucho presupuesto o no tiene muchas ganas de tenerlo, toda la Argentina flota ante este problema que es grave por supuesto, pero no hay otros temas, todo un país varado periodísticamente en ese tema, Lacan diría que Argentina es un país metonímico, donde un fragmento crece y crece descomunalmente hasta ser más grande que la realidad misma.