Para una nueva publicidad

Un grado cero de publicidad, donde las personas pueden mirar las cosas sin mediacion del marketing, la ingeniería social y todas las teorías de Freud, Lacan, conductivas, behavioristas, sociólogos para hacer que el animal humano consuma y consuma y consuma.
La nueva ética publicitaria es muy sencilla y no es una ética, es señalar el producto al cliente y considerar a este en su dignidad humana y de su bolsillo.
Si no fuera posible que la publicidad solo (y que ya es mucho) señale un producto e indique sus atributos reales (imaginarios abstenerse), si esto no fuera posible, repito para los del fondo que no me están escuchando, renunciemos a contribuir a la manipulación, a ser Goebbels del nuevo milenio y nos vamos a vivir a una choza en el desierto de Atacama y poder en las noches ver las estrellas como estas son y no filtrada por alguna agencia publicitaria que nos quiere vender alguna de ellas, que por cierto si bien son casi infinitas, son muy pocas las que se pueden ver a simple vista y en noches despejadas desde la tierra.

Categorías: ,
0