lo malo de ser grande

Los creadores de la democracia advirtieron que el aumento de poder es malo para esta, por eso crearon la división del poderes, pero ya en la edad media, no existía el poder absoluto, cada pueblo tenía sus fueros, y en general nadie, ni el mismo rey era un absoluto soberano y en EEUU existieron desde principios del siglo XX, las leyes antimonopólicas.

Es que el hombre sin poder ya es jodidamente perverso, egoista, codicioso, envidioso, mentiroso y con poder sigue siendo lo mismo pero puede dar rienda suelta a sus apetencias.

Pelea dificil que tienen las empresas de telecomunicaciones frente a un gigante que nace del vientre del estado, que no es el fruto de un brillante empresario, sino de un monopolio estatal que ha sido privatizado.

No conozco algo que al ser grande y poderoso no se haya vuelto mas perverso, el comunismo devino en Stalin y Mao, la revolución informática en el monopólico y perverso Bill Gate, sigamos mencionando gente por lo menos no muy amigables como Howard Hughes, Paul Getty, Randolph Hearst, Hitler, Fidel Castro, Pinochet, los innombrables de la dictadura Militar Argentina, Franco. El cristianismo al organizarce devino en la iglesia católica del estado pontificio, seguimos con el imperio romano, el imperio turco y ahora el imperio americano.

Nombradme algo o alguien con mucho poder y tendrás a un manipulador, un déspota, un canalla, aunque su poder solo alcance el perimetro de un ayuntamiento, si un alcalde tiene mucho poder como pasa ahora en España, tendrás a un pequeño despota repartiendo cargos y ejerciendo el poder económico de su comarca, tratando de quedarse él y su familia y su entorno de amigos y cuñados con todas las obras publicas y las nuevas obras urbanísticas.

Lo pequeño puede que no por ser pequeño sea bueno, pero puede que sea menos malo,más vulnerable, cambiante y divertido.
0