Ecto

Sé que me sigue a todos lados, es mi sombra, pero mas elástica. Yo corro y ella se queda atrás hasta que vuelve a rodear mi cuerpo. Ectoplasma o ecto le llamo, porque es mi cuerpo astral, un Yo, mi yo, pero como un glamour, una nebulosa que nadie ve, solo yo y los clarividentes. Uno me dijo que era de color naranja con vetas verdes y me explicó lo que eso significaba. Ecto también escuchaba y despues nos fuimos conversando.

Ahora la escucho, aunque en realidad ella no necesita que yo la escuche, está todo el día hablando y hablando, y habla tanto que cuando estoy en baja, ella me suple, como en la película de el exorcismo de Emily, pero su voz es la mía y no le salen granos, tampoco eruta y no agrede, aunque puede que a veces si, porque levanta la voz, le gustan los escándalos y entonces no hay que provocarlo. Como yo ya conozco a Ecto evito las situaciones que lo sacan de casillas, porque después soy yo quien paga las copas demas o la pérdida de algún cliente.

Después de alguno de sus arranques de histeria, me gustaria deshacerme de Ecto y se que me está escuchando, pero es que está arruinando mi vida, tendrá que ir a un exorcista, pero es que tampoco creo en el exorcismo, Ecto no es un demonio, en todo caso, a veces en sus desplantes lo veo a mi padre, es como un doble de lo peor de mi padre, del que conocí cuando yo era niño; ahora es un abuelo canoso, que se le cae la baba con los nietos, ya no es mas el dios zeus de la casa, el que se ponía furioso cuando mi madre se olvidaba el matamosca cuando salíamos de merienda al campo. Esa estupidez para mi madre y yo era una verdadera chorrada, o me sonaba desconocido, algo notable que un matamosca arruinara un fin de semana. Tambien en un banco cuando no lo atendían como el creía que lo debían atender, empezaban sus escandalos, levantaba la voz, humillaba al empleado, al que le hechaba en cara sus tantos años como cliente,bla, bla y bla. En la mesa casi todos los dias nos contaba sus anecdotas de como habia puesto en vereda a tal o cual empleado. Yo creo que Ecto estaba creciendo con los atomos de mi padre, se iba poco a poco formandose, todavia sin manifestarse, porque no habia un incidente del matamosca para manifestarse, pero ya lo haria. Hubo que esperar que me casara y empece algunos escandaletes ante los ojos desorbitados de mi esposa o mis hijos. Ecto no estaba comodo, no tenia ni mi complicidad ni el temor de mi familia, como mi padre de algun modollego a tenerlo.

Pero Ecto no se quiere ir, esta siempre susurrandome, pretende ser la voz de mis ancestros cuando en realidad es la voz de un tirano y tambien de un débil, de alguien obsesionado por si lo tienen en cuenta o no y cuando él cree que no lo han tenido en cuenta, me clava un cuchillo en la boca del estomago y luego me lo mueve y me lo mueve.

Cuando tomo un poco de vino , suele manifestarse y yo ya lo reconozco, es pesado, fascista en sus declaraciones, terminante, ante otros atonitos borrachos, que parece simpatizarles ecto, pero hasta cierto punto.

Como en la historia de el Dr. Jekill and Mr Hide, se que si lo mato, me matare, pero puede que no me queda otra alternativa, cuando veo que hace daño y lo que más me duele es el daño que hace a esta nebulosa cristalizada llamada RL.

Categorías: ,
0