Mapas del delito o del paciente

Es un criminal mambo,
es un criminal mambo,
es un criminal mambo,
es un criminal mambo...

¡Criminall mambo!
¡Criminal mambo!

Redonditos de Ricota



Es como hacer una tomografía del cáncer cuando lo que tenemos que ver, en tiempo real es al paciente vivo, en su totalidad, como un holograma y no solo su parte podrida; centrarse en la enfermedad y no en el enfermo es una metáfora que proviene de la medicina del siglo XIX, una medicina confrontativa con la enfermedad entendida como un enemigo que hay que vencer: los antibióticos, la quimioterapia, el bombardeo de rayos, todo apunta a este concepto de la medicina que toma la criminalística decimonónica de la llamada tolerancia cero, basada en seguir aumentando los presupuestos militares-policiales; es una suerte de guerra de guerrilla, los guerrilleros-delincuentes, a cada aumento de la logística del´enemigo (GPS, mas móviles policiales, trunking, bases de datos, mapas del delito, mas penas, rebaja de la edad para que te metan en la cárcel,etc.), ellos incrementan la suya, en lo que son sus medios, astucia, complicidad de ciertas zonas, más inteligencia,etc.. Es una guerra asimétrica que hasta ahora la van ganando los que delinquen, en fin los que roban, porque en definitiva lo que tiene en vilo a la sociedad mendocina es el delito contra la propiedad privada con todos sus daños colaterales: no poder dormir, stress, angustia, pesadillas, pánico, vivir como propio lo del vecino, terror etc..

Hay una pregunta que ha caído en el olvido y que los pragmáticos prefieren escabullir, ¿por qué la gente roba?, alejarse de los manuales de criminología o sociología,lo que te enseñaron en la facultad, por favor dejar de lado todos los discursos fáciles, simples e incluso los complejos. Para solucionar un problema, hay que saber cuál es el problema.

La otra pregunta sería porque hay lugares o países que no conocen los problemas del delito, no porque los hayan solucionados sino porque nunca los tuvieron; es la diferencia en estudiar la receta de un canceroso curado a la de alguien que nunca tuvo cáncer.
Con Lupiañez hicimos el Sisep en la epoca de Cazaban, pero no era un mapa del delito sino criminológico, y la diferencia es clara, porque un mapa del delito es un mapa bélico y un mapa criminológico es mas abierto, mas explorador y no necesariamente sabes con lo que te vas a encontrar, nosotros pusimos mas de cuarenta variables, incluidos los delitos contra la propiedad, pero se mapeo la violencia domestica, el alcoholismo, la drogadiccion, los pbi geográfico,menores, etc.
0