Carta a un joven escritor

Me han llegado muchas cartas pidiéndome consejos, incluso me envían sus manuscritos, por cierto no los leo. Aquí van mis consejos:
1.Todavía estás a tiempo para abandonar la seudocarrera literaria, pero si persistes en tu empeño y no tienes un papito o una profesión que te banque, diré que eres un pelotudo o un gilipollas.
2.No existe la vocación literaria, ni la de escritor, te has creído eso, te lo has perpetrado para sobrevivir, para mejorar tu autoestima, por lo que será mejor que contrates a un terapeuta que te saque esas putas ideas de la cabeza.
3.Hay un 99,99999 % de posibilidades fantásticamente probadas, que te irá mal, que por supuesto serás olvidado al mes siguiente de que publiques, si tienes esa suerte y que aún siendo bueno, encabezarás la lista de pelotudos que tiene que hacer otra cosa para escribir.
4..1Lee a Adler, te recomiendo "El complejo de inferioridad".
4.2.Mira los avisos del google de arriba:eso somos carne de cañón de las editoras de autoedicion o de vanidad, como las llaman en USA, de los putos talleres literarios, en una palabra hay una industria montada en torno a todos los pelotudos que se creen escritores; incluso los que han podido cruzar, como Bolaño, decía que los buenos escritores necesitaban escritores menores peloteando a su alrededor.
5.Creíamos hasta que apareció Bolaño, que Fuguet era la hostia, que sus páginas eran de "la puta parió" , y ahora esa burbuja se ha pinchado, Fuguet se ha fugado al cine y perdón por tan cursi juego de palabras.
6.Si alguien de ahora en más y luego de leer esto, me dice que quiere seguir escribiendo, enviaré su correo a spam y si viene a mi casa, no le abriré y si insiste llamaré a la policía
7.Cualquiera puede decir, que habla un puto frustrado, un tipo que en su vida ganó un premio literario, que tuvo que autoeditar su obra con el sudor de su hermano, "po sí" le respondería y me quedaría detenido unos instantes pensando en que si hubiera ganado el Herralde de los latinoamericanos sería el Bucay de la literatura alentando a escribir, a seguir el llamado de la selva. Puede ser, la adrenalina no es muy sabia.
8.Entonces se trata de dejar de tener la expectativa de ser escritor, asumir nuestra propia navidad, dejar de sentirse un puto romántico, incomprendido, rebelde, en una palabra reconocer que uno es el idiota de la familia.
9.No puedo dejar de recordar a Rainer Mariana Rilke, cornudo de Rodin, que puedo decirte de este personaje, solo que, bueno la poesía es otra cosa, por cierto en ese terreno creo que hay gente mas noble que toda la mierda que se dicen escritores, incluso Silo dice que es escritor.Detrás de todo periodista hay un escritor mas o menos escondido, en ciernes, agazapado, esperando su oportunidad mientras serpentea en su oficio.
0