La teoria del big-frag


El universo tiende naturalmente al caos, a la gran fragmentación; hasta cierto punto, el universo como configuración máxima puede manejarse en el desorden, está preparado para eso e incluso se infatua, cuando dice: "me manejo mejor en el desorden", luego dice "a pesar del desorden encuentro las cosas" y termina con "hace tiempo que no encuentro las cosas". Cuando el universo ha llegado a su máximo desorden y todo se ralentiza dado que cuesta encontrar las cosas o nunca se encuentran; todo se detiene, es imposible medir cuanto tiempo todo está estático como en el fotograma de una película, donde se ve una bala camino a su víctima, un suicida cayendo desde la torre del Big Ben, una niña sorprendida en el aire antes de caer a la piscina de su casa, un escritor tachando, tachoneando, Elena diciendo, bueno me voy, enseguida vuelvo. Ha llegado el momento de la desfragmentación del Universo, volver a que todo vuelva a estar en su lugar, durante ese tiempo que se prolongará millones de años, las cosas permanecen detenidas, para las cosas será un instante, porque el tiempo queda suspendido. Las cosas han vuelto a compactarse y el suicida machaca sus huesos contra el piso, la niña cae al agua y abre los ojos bajo el agua que tiene cloro y le producira picor a la noche y Elena abre la puerta del apartamento y saluda a la vecina, que estaba esperando agazapada, para preguntar por las goteras que tanto afean la entrada al edificio y que provienen de nuestro piso. Nadie, pero nadie se ha dado cuenta de que entre un instante a otro han pasado millones de años, apenas alguién ha escrito un cuento que llamado la teoría del big-frag y que le queda una leve sospecha de que sí, que puede ser, porque nó.
0