Crispacion

He llegado a tal estado de crispación con Mandragoria que no puedo escucharlos hablar, a los gritosy con un dejo que me da acidez y entonces yo digo que vivo en el fin del mundo o en el culo del mundo o en el faro del fin del mundo, pero aquí no hay faros, ni estamos en la Isla de los Estados que es un lugar donde me gustaría vivir, pero no se si está permitido vivir allí. Soy reiterativo con la fatiga que me produce vivir en un pueblo de enanos morales porque si lo son culturalmente, bueno, es algo que ellos no eligieron, nadie elige ignorar al mundo entendido con todo lo que pasa a seis kilómetros de Mandragoria y aqui la mayoría de la gente ignora el universo; eso daría lugar a un relato, se ha terminado el mundo, ya nada está en pie, solo Mandragoria y ellos todavía no se dan cuenta muy claramente de lo que está pasando, bueno no hay television o los clientes de Madrid o Burgos no se comunican o no hacen la transferencia y seguro que hay mucha gente de Mandragoria que viaja y entonces se iran dando cuenta que es solo este pueblo el que queda en pie.
0