Siempre pensé que aquello era un baston

…sí lo que tienes en tu espalda es un bastón. Pero aquel espejo, invertia también la posicion de las personas, estas se veían de espaldas si uno estaba de frente y viceversa.

Las posibilidades que este espejo tenia lo podían hacer millonario; primero lo uso para su trucos de magia. La gente pasaba al escenario y la colocaba frente a un pequeño espejo, que solo él veía y le adivinaba la carta que escondía en sus espaldas. Pero la verdad que eso a la gente no lo sorprendía, solo que como siempre nos pasa no sabemos el truco, pero sabemos que es un truco.

El polvo que había usado para hacer el espejo tenia un componente que no podía decir de dónde lo había extraído y de solo recordar lo que le costo conseguir unas gotas, le daba nauseas.





0