Al que no le gusta el dinero es un gilipolla

No se como él hijo del poeta llegó a decir eso en la peluquería; estaba alterado y creo que yo lo conduje a perder un poco la pacencia cuando le dije que el dinero no es lo más importante en la vida. No se si antes o después había dicho que se había comprado un Land Rover, porque no tenía sentido comprarse 10 Ibiza de 10 mil; venía con su nieto al que le prometió que lo llevaría a su casa en la playa de los dragones o en la de los Volcanes dorados.

En Mandragoria, todo se conoce, ya dijimos que las partículas elementales están muy cerca y en una gran tensión termodinámica,y se conoce que esta partícula en especial, tiene una vida de idas y venidas como inmigrante ilegal o no a Estados Unidos y a otros lados, pertenece a la segunda generación de posguerra de Mandragoria, a la de los hijos de los que se enfrentaron en la guerra de Amaunac.
2