El Quijote en Mandragoria

Es todo, menos lo que quiso decir. Al fin y al cabo el Quijote fue el primer punk de la historia y el Sancho su dealer y el guardaespaldas que le evitaba al flaco problemas cuando se le desataba un delirio esquizofrenico. Esquizofrenico o no, el Quijote era un loco estupendo y los que los conocieron quedaron muy impactados por su humanidad. Si estaba loco, era porque el mundo lo volvía loco con su finitud, su mezquindad, su miserable forma de ser,miserable forma que se ha perpetuado en el tiempo para dar como producto final tipos como Osborne o los habitantes de Mandragoria. Hay un Quijote apócrifo que habla de Mandragoria, donde permaneció solo un día;lo que cuenta es triste: los niños se burlaban de el y los grandes le gritaban vagabundo, cuando entraba a un negocio lo miraban con desprecio de arriba abajo; todo eso fue demasiado para su corazón y emprendió la retirada.
0