Camina plácido y sereno

Soy reiterativo, si, hay un personaje en Mandragoria, que camina plácido y sereno, tiene un hablar apacible, y siempre viste camisas impecable, todo bien, te recibe con extremada consideración, nunca levanta la voz, como digo una voz suave, pero no afeminada. Te escucha, justamente, es un consultor; pero suena su móvil y se pasa diez minutos hablando y te ignora groseramente; otra vez te ha dicho con tono apacible que cumplirá ciertos compromisos y a los dos días te llama para decirte que han cambiado de parecer; otra vez, que recuerdo, te hace trabajar en un presupuesto de un proyecto, uno lo presenta y el finge que todo es correcto, luego te enteras que su yerno se ha quedado con el proyecto y que siempre supo que iba a ser así.

0