racismo y xenofobia politicamente correcto

Hay un racismo y xenofobia de comics, con botas, tachas, cabeza rapada y cara de malo, una expresión grotesca que le permite a los racistas y xenofobos de corazón, aquellos que la ejercen con una eficacia secreta, mucho mas demoledora que la de los cabeza rapada y amantes de la svástica sentirse que ellos no son racistas. Los racistas de perfil bajo, militan en partidos progresistas, “no somos fachas”  le gritan a la gente o participan de cofradías despiadadamente cristianas, lo que les encanta que los vean con esos atuendos ejerciendo su derecho de ser cristiano unas cuantas horas en el año. Ellos, eso si, se cuidaran de no invitar al cumple de su hijo a los amiguitos un poco morenitos o sudamericanos; tampoco tendrán amigos de esas latitudes y si encuentran el bar con demasiados extranjeros harán una queja lateral diciendo que ya no hay españoles en los bares. Son los causantes que los niños extranjeros permanezcan aglutinados y disgregados del resto de los compañeros, que los inmigrantes se sientan excluidos aun cuando en el pueblo no haya ningún cabeza rapada.

0