el perdido encanto de no enloquecer la cordura

Es un falso estado, todo sonrisa, buenas maneras, sobornos, adulación, mucho: sí, sí, sí, pero no, no, no y el otro bueno pero es que falta esto, lo otro, lo otro y lo otro, y entonces sí, sí, sí, pero no y mas sonrisa, buenas maneras, adulación, y así, mientras en el estómago la boa constrictora quiere salir y rodear al cliente y después de quebrantarle todos los huesos, comérselo de a poco con fruición, para calmar el hambre, ¿Vio?, vivo si es posible cae menos mal; cede así la cordura que es un estado de la locura, el dique cede, la muralla cede, estalla la riada.
0