Hackeando a Borges

No va a ser sencillo, pero prometo prontos resultados. Sus códigos fuentes están en sus antepasados, su viaje a Suiza, su relación con la Cábala, con el esoterismo en general, su lenta ceguera, su propia autoinvención, su genialidad. En Borges hay mucho humo, mucho buen manejo de lo mediático, y dentro de cien años, se leerá y reconocerá más a Bioy Casares. Borges ha sido la enciclopedia britanica de los argentinos, cierta impostura de los argentinos, que Borges hereda, en cambio Bioy nunca le interesó la literatura como compensación adleriana, fue niño rico, adolecente rico, estanciero, millonario, bon vivant, para el la literatura era lo que debía ser: más importante que él, un juego de abalorios, pura inteligente diversión. Por lo menos como narrador, lejos Bioy es mas un recurso renovable y sostenible, pero lejos, además si hay alguien que es inimitable es justamente Bioy, cuando uno lee a Bioy se da cuenta lo lejos que uno está.
0