Evangelios del universo III


"Padre nuestro que conspiras en los cielos...."
Es un pequeño planeta situado en Andrómeda, lo llamamos NGC 3456, supongo que ellos no lo saben, si lo supieran desatarían una guerra contra nuestro planeta, hubieran preferido una mayor y afectuosa personalización, como el planeta naranja, o el planeta de la música, sí, porque allí todo el mundo toca algún instrumento musical, pero vamos a lo nuestro: el dios con el que les ha tocado bailar, es un dios que a perpetuidad conspira contra sus criaturas, él está detras de los golpes de estado, las mafias, los grupos esotéricos que quieren controlar NGC 3456; no es un dios constante, parece que se aburre y cada tanto, deja de conspirar en un sitio para iniciar en otro, es el momento que todos esperan para hacer justicia contra los conspiradores que en realidad son títeres de este singular dios. Nada más, solo decirles que la gente ha terminado de soportar las conspiraciones como castigos del cielo, ¿castigo a que? dicen algunos, ¿porque nos portamos mal? Nunca se sabe, hay mucho azar en NGC 3456.

0