Guerra popular y prolongada

Eso es la escritura; ser escritor es una insalubre guerra de guerrillas creando zonas liberadas pero sabiendo que las podemos perder. Lo mejor empieza a fluir despues de los sesenta cuando nos queda poco tiempo para levantar a alguien o vivir en la casa a orillas del mar de tus sueños, eso por supuesto sigue siendo una utopía, lo mas probable es que mueras en el más miserable de los anonimatos, como al fin y al cabo le pasa a todo ser humano. Mientras tanto hay que buscarse pequeñas metas que dulcifiquen la via crucis, la oscuridad, los fracasos y en todo eso juega un papel importante tener un segundo o un tercer paracaidas para no terminar siendo bonzo como el poeta mendocino o borracho o depresivo o que se yo. Para no desesperar uno puede hacer alguna carrera universitaria, hacer dinero, plantar un arbol, suscribirse a Mecanica Popular, incluso hacer política, todo eso disipa la espera, te entretiene. Además te va dando temas para tu novela. Aún sabiendo que es una actividad insalubre, porqué hay gente que persiste en ella, incluso sin tener talento, como puede ser mi caso, realmente no lo entiendo, puede que escribir se de naturalmente, como un maldito don directamente proporcional a la falta de talento; mientras más obsesionado más ilegible, algo así.
0