Sentido de la vida II

El pueblo con el sentido común más despiadado del planeta es el andaluz. Los andaluces dicen que "cuando falta harina todos mohinan" o sino "cada uno la cuenta, según como le fue en la feria"; impresionante, crudo, te deja sin respiro; otra que Godel o Sábato. Esta sabiduría popular que ha pasado el filtro de tantas generaciones, nos da miedo.

Entonces la vida es bella o una porquería según la cantidad de huevos que vendistes en el mercadillo, como me contaba mi tío Alonso, que cargaba la burra con los huevos los sábados a las 4 de la madrugada y enfilaba para el mercado de Vera, a cinco kilómetros del molino.
0