Ley de la dialectica

A todo cambio cuantitativo corresponde un salto cualitativo. El ejemplo más claro es el la ebullición del agua. El agua va aumentando su temperatura gradualmente, y en un momento, el agua entra en ebullición, se produce la revolución del agua.

Pero en los cambios tecnológicos parece funcionar, paralelamente tal vez, una serie o patrón inverso, al cambio cualitativo se produce un cambio cuantitativo. En el agua también se produce, el vapor ocupa mucho más lugar y con la energía atómica también se produce, ya sea con la fusión como con la fisión, donde las diferencias son cuantitativamente tremendas.
1