ya que no podemos cambiar el mundo, cambiemos el cerebro

"Se calcula que más de 300.000 niños norteamericanos menores de 12 años tomaban hasta la fecha Prozac, sin esperar siquiera el visto bueno de las autoridades sanitarias. En el último año, el consumo de antidepresivos entre los niños se multiplicó por tres, y la presión de las farmacéuticas y de los psiquiatras sobre la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) era cada vez mayor.

http://www.elmundo.es/papel/2003/01/06/ciencia/1305045.html

0