Peter Pan

En un principio no había algo, todo permanecía sin permanecer, aunque no había todo

en aquellos instantes, donde no existía el tiempo y tampoco los instantes, los momentos, los ratos,

en aquellos momentos, nadie quería huír a la tierra del nunca jamás,

a la tierra de Peter Pan,

de donde nunca deberíamos haber salido y correr por un campo de vidrios rotos,

En ese principio, que no era principio, porque justamente no existía el tiempo y por lo tanto en aquel estado, aunque tampoco es un estado, uno está afuera de ese reino, y cuando se anhela, sin perder tiempo volver a ese reino, pero justamente no hay volver, porque ese reino no está en ningún lugar, o no sabemos si existe,

pero la gente anhela levar anclas y navegar hacia aquello, que brilla, a lo lejos,

aunque es de noche

0