Las condiciones de existencia hipnotizan la conciencia

La conciencia sale a caminar, abrumada por un mundo que le es hóstil, siente en cada escalón de la Universidad, que se le clavan las agujetas de los que pasan a su lado, sólo faltan unos metros para llegar a la biblioteca, en la boca del lobo.

Un ataque de pánico lo abanica y lo deja estático.
0