¿Y si todo fuera un timo?


En el cuento Las ruinas circulares, el soñador es soñado y lo siento por el que no lo ha leído porque este es el final, de todos modos vale la pena leerlo. En la tradición hindú es común el juego de estos mundos donde uno es soñado por otro e incluso en el juego de los espejos que se van repetiendo hasta perderse en un punto, cabe considerar si el juego soñador-soñado se extiende infinitamente o como en la película de ciencia ficción El cubo, donde uno nunca sabe si esta en el último cubo que de la salida a la libertad.
Es decir que hasta Dios, creador de todas las cosas, sería el sueño de un dios mayor y por lo tanto infinito para el dios que reina en nuestra selva. Podría ser que ese dios un dia se diera cuenta de eso, y tratara como en la pelicula el cubo de salir de ese mundo para llegar al mundo de su dios y en el envión seguir subiendo, tal vez infinitamente como cuando San Juan de la Cruz decía en la subida al Montecarmelo, buscando la fuente.
Hay gente que vive una vida timada y por casualidad, descubre el timo, entre las cartas del difunto, que le rebela que su querido esposo, que dios guarde en la gloria, tenia otra mujer con hijos y que su trabajo de viajante de comercio era una pantalla para esa doble vida.
Ejemplos hay muchísimos, basta que escarbemos en nuestras vidas cuantas veces nos han timado y por cuanto tiempo.
Cabe entonces considerar que el universo sea un timo, un reality show, parecido al del Truman Show. Bastara estar un poco atento para descubrir esta mentira, en algún codigo defectuoso como en Matrix cuando pasa un gato que se desdibuja ante sus ojos.

Categories: ,
0