Africa y el Papa


Ayer en el bar de Andrés, con tres damm en la barriga, a las 11 de la noche, me acerqué a un grupo de perdidos en la noche que discutían amable y beodamente sobre la prohibición del papa para que los africanos se pongan un profiláctico. Habían varios enfadados con el papa, lo acusaban de irresponsabilidad ante un continente que va mal. Sugerían que el Papa estableciera una zona de exclusión para Africa a ciertos principios cristianos por razones de nececidad y urgencia. Con esta medida aceptada por la iglesia en circunstacias excepcionales y considerada como "piadosus mentirem", los africanos empezarían a usar este artefacto o dispositivo sin pilas y así el nuevo satán que es el sida, se cobraría menos vidas.
Yo dije que el problema de Africa, que además es minoritariamente católica, no es que el Papa prohiba el uso del preservativo; como será esto de absolutamente intrascendente que el país más católico, España, tiene el índice de natalidad más bajo del mundo, vía abortos, preservativos, "por la cola" y algún método católico.
Enfadarse con el papa, es como echarle la culpa tambien a Benedicto de que en España se lea poco, debido a los libros que no reciben el ex-libris papal.
La pobreza de Africa, seguramente cae sobre todos y no solamente sobre el Papa.
0