Imposturas


Etimología: Latin impostor,del Latin imponere:
uno que asume una falsa identidad o título con el fin de engañar.





La impostura como género pertenece al ilusionismo. Una impostura genera un espejismo, una magia. La impostura es una alucinación bien maquinada, que busca un beneficio personal no necesariamente económico. Todos hemos usado la impostura en algún momento de nuestras vidas. Desde teñirse las canas para parecer más joven, inflar un currículum, sacar pecho y esconder la panza, fingir que no pasa nada cuando nos hacen esperar, hacerse el importante, poner voz de docto, mostrar seguridad cuando por dentro temblamos de miedo, asistir a un velorio por compromiso, seguir diciendo que somos marxistas cuando en realidad lo que queremos es vivir bien, etc.

Están los impostores, que son los que ejercen la impostura profesionalmente como las del que se hizo pasar por cura, médico, abogado u hombre de una sola mujer. Luego estamos los que la ejercemos de tarde en tarde. Todo es cuestión de grados y es dificil diferenciar al impostor profesional del social.

Para reconocer a un impostor es muy importante la primera impresión. Impostura, viene de postura, es una postura en su sentido físico. Una persona finge con su postura el rol de otro, lo imita a la perfección en sus gestos, tono de voz, modos, silencios, vocabulario, de modo tal de perpetrar el espejismo, la magia de ser otro para los demás. Cuidado que esto no es nada fácil, requiere actitud y pulcritud y no todos estamos preparados para pasar la prueba de la impostura; lo más probable es que nos descubran al ponernos colorados, porque transpiramos, porque nos tiembla la voz, en fín muchos signos inconcientes que evidencia nuestra trampa.

¿Recuerdan la película "Atrapame si puedes"? Es la vida de Frank W. Abagnale, que se hace pasar por médico, abogado y también por copiloto en una de las principales compañías aéreas antes de haber cumplido los 21 años. Si queremos aprender a ser impostores o vacunarnos, vean esta película de Steven Spielberg. También está el libro de Abagnale, aunque está claro que hay en el libro mentiras. Frank se llevará a la tumba muchas verdades contrarias a su naturaleza profundamente mentirosa como suelen ser los impostores.
0