hipocresia

Conducta habitual en Mandragoria, que se ha convertido de ser un ropaje ocasional,  en una segunda piel, de modo tal que ni el mismo hipócrita es conciente de esto. Despellejarse para dejar de ser hipócrita suena cruel. La hipocresía es ejercida por todas las clases sociales, creencias religiosas e incluso entre los sectores más radicalizados de izquierda o derecha, de este modo no hay en Mandragoria espejo para ver algo que discrepe con esa segunda piel, que ha pasado a ser invisible a sus ojos. Se destaca la hipocresía de los que representan “altos intereses” o que ostentan ser de izquierda o haber sido de izquierdas.

De los que representan altos intereses y compromisos sociales, la hipocresía es mayor, dada la distancia entre los valores que pretenden defender y lo que realmente defienden, como los otros no se rascan para afuera, defienden lo suyo, como una mezquina parcela, son envidiosos, resentidos, egoístas y el hecho de vivir en una comunidad de 10.000 habitantes, su incompetencia es invisible.

0