Por 65 horas de jornadas laborales para los funcionarios de Bruselas

Visto y considerando que en la Unión Europea existe, o ya fue, la intención de subir a 65 horas, las trabajadas, que por un principio de coherencia ética, se obligue a los funcionarios que votaron dicha ley a trabajar 65 horas. La medida no tiene el carácter de castigo corporal o físico por lo que los funcionarios podrán elegir en que trabajar esas 65 horas.

 

Deberán ser incluidos en esta directiva de la Unión Europea, a los ideólogos de esta idea, a los que defienden fervientemente que la gente debe trabajar 64 horas a la semana. Destacamos a que cumplan estrictamente los laboristas ingleses, autores de esta iniciativa y también se les sugiere que dejen de usar el nombre de laboristas por el de negreros.

 

Firmado:

Trabajadores de la Unión Europea

0