Meditación

Irse a un lugar muy tranquilo a  un despacho vacío, que durante mucho tiempo estuvo cerrado con una maderas blancas de cajón, que lo cruzaban de lado a lado. Es que allí hubo un suicida; pero no importa, ya no se cree en los fantasmas y si todavía hay manchas de sangre tampoco interesa.

0