marketing: del dogma a la teoría del caos

Pasando por la teoría del juego, la verdad de la realidad, la teoría del caos y saltando la inundación, en punta de pie, llegamos a la otra orilla y advertimos o vemos, lo que a usted más le guste, a los sedientos vendedores, como perros en celos, revoloteando, o husmeando, a clientes, a posibles clientes; y cada perro con su estrategia para hacerse con las perras, asesorados por sus expertos de marketing; pero, ¿la verdad, la verdad? Esto es un caos, buenas noches.

0