el movimiento humanista

Fueron Cronos, Siloismo, la comunidad, partido joven, frente unido de la juventud, poder joven, partido verde hasta reverberar en movimiento humanista.

Pasaron por Buda, Gurdjieff, Marx, Sartre, Brentano, Husserl, Pavlov, los alquimistas, Crowley, el yoga, la perfumería y todo ello y mucho más cristalizó en el humanismo, un iceberg de un oscuro y submarino casquete.


El primer acto público fue en Plaza de Mulas, a la vista del Aconcagua, allí vestido de uniforme militar con borceguíes dijo: "Aprende bien lo que voy a decirte,no hay hombres buenos, ni malos, donde no hay libertad no existe el bien ni el mal..." y todos sabíamos que estaba hablando de Gurdjieff, Ouspensky y Nicoll.

Primero fue el trabajo interior, los retiros espirituales, la gente que caminaba con los ojos muy abiertos y que se reía para adentro mientras Argentina estallaba y llegaba la democracia, Perón, Campora, Lopez Rega, los montoneros y los erpios.

El siloísmo parecía perder foco, al lado de los caballeros del fuego y los gurúes, aparecio el frente unido de la juventud, el virulento manual de Poder Joven, que, según nos contaban, lo leían los erpios. Vino la meditación trascendental y luego lo político siguió creciendo hasta el golpe de Videla, entonces apareció el pase de manos, la comunidad interior, el siloismo empezó a parecerse al gurú Maharahishi, nada de política, la palabra comunidad con interior, no tenía el mordiente del manual del poder joven.

Vino de nuevo la democracia, y crearon el partido verde y se sacaron fotos en todos lados, y Silo escribió las cartas a sus amigos y un día fui invitado a tomar unos vinos con empanadas a la casa de una pintora, fui con mi esposa, y lo vimos al negro (silo) y a una gente que chateaba por Internet.
0