El fin del mundo

Hace cuatro meses que la temperatura superó los seis grados y ya no quedan humanos, por lo menos eso parece. Ahora es el reinado de los seres extremos, aquellos que son felices con los calores extremos han heredado la tierra y todo lo que flota sobre ella y pueden probar alejarse de los volcanes submarinos. Las ratas están siendo diezmadas por estos calores, pero están sobrevivendo y pululan por las ciudades, devorando humanos que yacen inflamados por doquier.

Las lluvias son torrenciales y diezman las ciudades y anegan los vacíos caminos, todo va a seguir igual por muchos años.
0