Veleta


Portrait of Niccolò Machiavelli by Santi di Tito.jpg
Por eso necesita tener un ánimo dispuesto a moverse según le exigen los vientos.
Maquiavelo

Lorenzo no le dio bola, tal vez porqué ya sabía todo lo que El Príncipe recomendaba. Aceptarlo como asesor a Nicolas hubiera supuesto un escrache. Es como contratar al Príncipe de las Tinieblas. El desprecio de un Médici a Maquiavelo, era la respuesta obvia de alguien que además ya se las sabía todas.
Ser veleta es la condición para Nicolas de la supervivencia en el poder, no la lealtad a la que el peronismo le ha dedicado la celebración más importante incluso que la justicia social o la independencia económica.

0