Cómo vacunarse contra los hijos de puta

...o ¿cómo vacunar a un hijo de puta del hijoputismo?: tornarlo dócil como el protagonista de Naranja Mecánica; tratarlo del mismo modo que un pedófilo o un violador y en ese tren, condenar penalmente a los hijos de puta. ¿Pero qué es un hijo de puta?, para poder encuadrar en determinadas conductas, la figura del hijo de puta.
Un vecino que te denuncia al 911 por ruidos molestos y moviliza un patrullero a las tres de la mañana, un mecánico que te cobra el doble, mintiendo en el costo de los repuestos, poniéndote una pieza de recambio en vez de nueva, un político que promete a sabiendas que no va a cumplir, los que engañan con la publicidad, los que viven del esfuerzo ajeno..., la lista arbitraria, poco seria, se ajusta a cada uno, a sus penas; entonces no hay un patrón universal de lo que es un hijo de puta.
Cabe considerar si uno no es de tarde en tarde, en alguna proporción, un poco hijo de puta, aunque sea por mimetismo, solo por huir, de no saber cómo estar solo.
Pero volvamos al principio, ¿cómo perder la vulnerabilidad, la inocencia ante el hijo de puta?, ¿estando muy alertas?, ¿dejando de ser incautos?, no lo se.
0