Adan y Eva

Y Adan encontro a su mujer follando con el demonio, disfrutando como loca, lo vio pero a él no lo vieron, fue cerca del arbol del fruto prohibido, adan se oculto entre unas matas y se sento para ver las cosas con tranquilidad, y la verdad que lo excito un poco, ver a su mujer gemir, llorar, pedir mas y mas, decirles cosas al oido al demonio que por cierto, le parecio que lo miraba, que se habia dado cuenta de todo; ademas el demonio tenia una polla que era de no creer, no una cosa artificial, pero algo realmente vigoroso, sano, con cierta estética.
 
Adan volvió a la choza y se recostó y trato primero de simular, como que aqui no habia pasado nada, pero a la medianoche no pudo mas y le dijo lo que habia visto, para evitar dimes y diretes, "yo lo vi todo",le dijo, pero ella se defendió,dijo que era la primera vez y que si Adan no quería, no lo volvería hacer, Eva se puso a llorar y le dijo que en definitiva eso no era lo importante, que sí, que el demonio le habia gustado, que tenia una polla fenomenal y que ademas Lucifer la llenaba de regalos, pero sabia que eso no tenia futuro, lo que Eva le queria hacer comprender era que el problema era otro, y era que ya hacia tiempo que la cosa no iba, que tambien hacia tiempo que no follaban, claro ella no queria, no es que se hiciera rogar sino que la cosa no daba para mas.
 
Dios nunca se metió en ese asunto, al fin y al cabo, a él solo le interesaban dos cosas, que esta gente se reprodujera y segundo que ni se les ocurriera morder los frutos del arbol central; pero la verdad que el nunca dijo que esa reproduccion debia ser con la intervencion de Adan, por lo que el embarazo de Eva por Lucifer, lo mosqueaba un poco pero bueno,lo importante era que habría prole, dado que a este primer engendro habrían otros hijos del demonio, pero criados con toda la bondad de la que Adan parecía estar dotado. Podía ser también, pensaría Dios, un modo de reconciliarse con Lucifer, de humanizarlo, de que procurara ver las cosas desde una perspectiva no tan egoista, de la que estaba acostumbrado y es más, incluso no permitió que Eva abortara, por consejos de Lucifer, y en eso sí que puso todo su empeño, ese niño debía nacer.
0