Solo trabajo acumulado

Nada había que no fuera trabajo acumulado y su calculo era matemático. El que vendiera por encima de ese precio era sancionado y lo mismo con el que regalaba su trabajo o lo vendía más barato, pues esto se lo consideraba dumping o locura, en ambos casos el culpable ingresaba en campos de concentración con tratamientos reeducativos de naturaleza distinta.
Por lo tanto estaban prohibido los favores y por tal motivo nadie queria que le hicieran algo gratis porque sabia que tarde o temprano lo tendria que pagar. La gente nunca pedia ayuda, y si la necesitaba, usaba todo su ingenio para ocultarlo a sus vecinos. Para eso estaba el dinero y el trabajo y no hacían falta los regalos que terminaban saliendo múcho mas caro que pagar las cosas en el mercado. El cristianismo no fue prohibido, pero se fue secando de a poco, la limosna se convirtio en el honorario que el cura recibía por su trabajo de mediacion con los dioses y la historia de Jesus tuvo una nueva versión en una enciclica llamada trabajo es progreso, donde se decia que Jesus había sido el primer trabajador y que la palabra amor era un bien de cambio, que ese era el sentido profundo de las enseñanzas. El casamiento volvio a ser un negocio, y dotando de igualdad a la institucion, las subastas podían ser por un hombre o por una mujer, y el que pagara mejor se llevaba al prometido o la prometida.
0