egocentrismo

No hay que ser tan bonzo
Publicar un comentario