la lectura del otro


Ver mapa más grande
Mirar o leer, sospechamos que nos leen. La libertad de caminar por un lugar donde no nos conocen, no nos pueden leer, no conocen nuestro idioma. Esa invisibilidad dura poco. Cuando llegué a Brockenhurst, era invisible, con mi bicicleta, rondando por las calles de un pueblo infinitesimal.
0