Dodó


Primero se llevaron a los dodó pero como yo no parezco un dodó, safé.
Después se extinguieron los mamuts pero como yo ni de lejos me les parezco, nunca me pararon.
Después se comieron a los neandertaleses pero como no huelo a neandertal no me cocinaron.
Después exterminaron a los pueblos amazónicos y a los de Tierrra del Fuego, pero de nuevo yo no tengo nada que ver con ellos y no me molestaron.
Ahora los marcianos vienen por la especie humana. Ya están los hangares repletos y cada media hora un plato volador los carga y se los llevan no se sabe adonde. Y ahora, en la fila en el hangar anotan mi nombre y amablemente me piden que los acompañe. Es tarde. Desde una pequeña ventanita la tierra se aleja hasta ser un punto azul. Los tripulantes nos miramos, perplejos.
0